El Gusano de Harina

Webnode

 El Gusano de la Harina - Tenebrio molitor

Este pequeño insecto coleóptero se denomina Tenebrio molitor, conocido comúnmente como "gusano de harina" o "gusano de caza". Es lucífugo, y por lo tanto de hábitos nocturnos. Según datos de la F.A.O., se ha podido demostrar que los tenebriónidos llegan a destruir o contaminar cerca del 10% de la producción mundial de grano y aproximadamente la mitad de la producción de los países subdesarrollados.

Se trata de un insecto hexapoda (o sea de 6 patas) que pertenece a la orden de Coleóptera, suborden Polyphaga, la superfamilia Tenebrionoidea, la familia Tenebrionidae, el género Tenebrio y finalmente la especie Molitor. En español es conocido bajo diferentes nombres: gusano de la harina, gorgojo negro ó escarabajo molinero; en inglés se conoce como Yellow Mealworm.

Importancia como alimento

El tenebrio, cultivado ó en su forma silvestre, es un excelente complemento dietético para todo tipo de animales insectívoros, y sobre todo para animales que gustan de alimentarse de presas en movimiento. No es apropiado como alimentación continuada, si no como alternativa, como complemento del alimento base. Esto es debido a que su envoltura quitinosa resultaría a la larga indigesta si se da todos los días. Además, y en concreto para nuestros mandarines hay que ir con cuidado porque una excesiva dieta con estos insectos nos pueden acarrear problemas. El abuso en el consumo puede provocar enfermedades de orden nutricional, como deficiencia de calcio (raquitismo, osteoporosis) y retraso en el tiempo de coagulación de la sangre, entre otras.

En su forma más conocida, la segunda etapa de su vida, el tenebrio se presenta como una larva dorada de 2 à 3 cm de largo y de 2 à 3 mm de grueso, razón por la cual algunas personas lo denominan erróneamente gusano. En realidad, y por ser insectos, el nombre correcto es larva.

El uso del tenebrio molitor en pájaros como los diamantes estimula el metabolismo, promueve la fertilidad, es de mucha ayuda en épocas de cambio de plumas, los fortalece contra enfermedades y para combatir el aburrimiento, recomendándose suministrar a los jóvenes de 2 a 3 larvas por día, mientras que a los adultos ofrecerles de 3 a 5 larvas.

Tipos de tenebrios

Recientemente, algunos criaderos han logrado manipular el ciclo de vida del tenebrio, resultando una especie “gigante” del mismo tenebrio. Logran obtener tamaños hasta de 7 cm de largo y de 1 cm de ancho. Aparte de su tamaño, esta versión “gigante” tiene todas las mismas características nutritivas que la especie normal. Sin embargo su mantenimiento es bastante más delicado, ya que una vez fuera del criadero se acelera el desarrollo de la larva. Debido a su forma de cría y a pesar de que pasará a veces por las etapas de pupa y escarabajo, estos tenebrios gigantes no procrean. Además, la larva se mueve más lento que larvas del mismo tamaño de otras especies. En este sentido, su valor como “animal de presa” es menor. No hay que confundir el “Tenebrio Gigante” con el “Zophobas Morio”. Este último, que también se utiliza como alimento vivo, pertenece a otro género y especie y difiere, en su apariencia, significativamente del tenebrio. Las bandas de color claro y oscuro de la larva son mucho más definidas y, en su movimiento, es más ágil y rápido.

Diferentes etapas y formas

El ciclo de vida del tenebrio puede dividirse en cuatro fases: huevo, larva, pupa ó capullo y escarabajo. En la vida silvestre este ciclo puede variar de 6 à 12 meses, mientras que en el criadero, con parámetros adecuados de temperatura, humedad, nutrición e iluminación este ciclo puede reducirse a 10 o 12 semanas.

Bajo circunstancias de criadero, los huevos blancos de alrededor de 1.5 mm se desarrollan después de 5 o 7 días de incubación en larvas. Estas pueden medir de 1.6 a 2 mm y tienen un color amarillento que a las dos semanas empieza a oscurecerse. A las 4 semanas tienen alrededor de 1.5 cm y durante las ultimas semanas crecen de manera muy acelerada. En el curso de 6 o 7 semanas las larvas cambiarán entre 9 y 12 veces de piel hasta lograr el tamaño de larva madura de hasta 3.5 cm y obtener un color más oscuro. Al cambiar de piel surgen muy blancos y con un exo-esqueleto suave, y en los días posteriores se oscurecen y su piel (cutícula) endurece. Es cuando se convierten en pupa ó capullo, de forma más ó menos triangular, curvados, de color blanco y poco móviles. Esta fase dura de 6 à 10 días.

Los escarabajos tienen de 15 a 18 mm de largo, 5 mm de ancho y unos 3.5 mm de alto, aunque depende del tamaño de la pupa. Nacen de color marfil y en el curso de dos días se convierten en un color negro-marrón en la parte superior de su cuerpo y negro-rojizo en la parte inferior. Son sexualmente maduros después de 10 o 12 días y la ovoposición empieza después de unos 8 días. Las hembras ponen cerca de 160 huevos. En estas mismas circunstancias de criadero los escarabajos pueden vivir unos 3 meses.

larva pupa escarabajos

Distinción entre machos y hembras

Es un poco complicado distinguirlos, pero existe un dimorfismo en los segmentos 5, 6 y 7 del exo-esqueleto de las pupas y adultos que es claro pero difícil de observar. En los adultos hay una apertura mayor entre los segmentos de los machos que en las hembras. En las pupas hembras el séptimo segmento está claramente dividido verticalmente en dos, mientras en los machos este segmento sólo muestra una apertura pequeña en medio. Algunos autores han mencionado que los machos adultos tienen la tibia del primer par de piernas curvada, mientras la de las hembras está recta.

Características

El rendimiento es proporcional a la temperatura ambiente. Para obtener varias generaciones al año la temperatura no debe descender de 16 a 18 ºC.

Material para el cultivo

Lo ideal es un recipiente de 30 a 40 cm. de ancho, por 50 a 60 de largo (una altura de unos 30 cm., con cubierta para evitar la fuga de los coleópteros adultos. Esto como indicativo, porque se les puede reproducir en casi cualquier tipo de recipiente, lo único que no se apelotonen demasiado unos encima de otros. Puede ser de plástico, de madera recubierta de chapa, o un acuario viejo ya en desuso.

Sobre el fondo del recipiente se echan unos 3 dedos a base de serrín, salvado y harina. Encima se colocan pedazos de papel de periódico arrugados y troceados y finalmente encima, un paño viejo o un pedazo de manta fuera de uso. Se cubre el recipiente con una malla metálica o plástica fija.

Para lograr una larva con las calidades nutritivas deseadas no es suficiente criarlos con puro salvado. Si queremos contenidos adecuados de proteínas, grasas, fósforo, calcio y otros elementos necesarios, hay que estudiar una dieta adecuada que dé los resultados que buscamos. Se recomienda una mezcla de 25% de harina de trigo, 25% de harina de avena, 15% de comida para pollos y 35% de salvado. Además habrá que dar regularmente comida fresca como manzana, patata, zanahoria o frutas, y les encanta el diente de león, con alto contenido de agua, ya que este es su única fuente de humedad.

Cultivo

Es muy fácil y no necesita casi de ningún cuidado. Lo único que puede ser un poco complicado para las personas que viven en la ciudad es obtener el puñado inicial de insectos para comenzar el cultivo. Lo mejor es comprarlos a un criador especializado. También , se puede obtener de almacenes de harinas o lugares similares. O de aficionados a la cría de pájaros que lo cultiven. Incluso suele venir a veces en embases de harina o de cereales caducados.

Para empezar se echa un puñado en el recipiente que hemos preparado. Los adultos casi no comen, y el insecto casi sólo se alimenta en su estadio larvario. Los adultos efectuan la puesta sobre la mezcla del serrín, de la que nacen las larvas que se desarrollan hasta los 3 cm. Luego pasan a un estado de ninfa (como pequeñas momias), en la zona centro del cultivo. En esta fase permanecen panza arriba y efectuan cómicos movimientos de bamboleo si se les incordia. El insecto adulto vive entre los periódicos y será entre ellos que realiza el acoplamiento, y las huevas depositadas exclusivamente en la harina-serrín.

Mantenimiento

Si uno quiere conservar los tenebrios durante mucho tiempo para darlos como alimento, lo más recomendable es mantenerlos a una temperatura entre 4 y 6 °C con muy poca comida seca (de preferencia salvado) y un porcentaje de humedad por debajo del 50%, o sea sin comida fresca y en un ambiente seco; se aletargarán y entrarán en un estado de hibernación. De esta manera se podrán conservar en estado de larva, durante varias semanas y hasta 3 meses. Es recomendable sacarlos de refrigeración cada semana ó quince días, dejarlos comer salvado con un poco de comida fresca (patata, zanahoria, etc.) durante veinticuatro horas y devolverlos después a la refrigeración. La comida se convertirá en el curso del tiempo en un polvito de color café, que son los excrementos y son un excelente abono orgánico. Si vemos estos excrementos, hay que cambiar los tenebrios y añadir un poco de comida seca.

Transporte

Las larvas no soportan temperaturas por debajo de los 4 °C, ni por arriba de los 30 °C. Desgraciadamente, en el transporte de carretera, e incluso en avión, son expuestas a veces a temperaturas más elevadas, sea durante el transporte ó durante el tiempo de la carga y descarga. Todo contacto directo con el sol ó temperaturas elevadas ha de ser evitada. A su llegada, hay que alimentarlos durante veinticuatro horas, antes de ponerlos en refrigeración.

Problemas

Se debe prestar una especial atención para que no crezcan hongos o mohos. Y eliminarlos. Cuando el cultivo esté muy envejecido se debe renovar, pues el aumento de la cantidad de excremento presente disminuye la puesta.

TABLA DE COMPOSICIÓN

Insecto

% Agua

% Extracto libre de Nitrógenos

% Fibra

% Grasas

% Cenizas

% Calcio

% Fósforo

% Proteínas

Tenebrio

58,02

0,47

4,28

16,00

1,00

57,34

0,27

20,23

Resaltan los altos niveles de proteína, calcio y fósforo; que por si solos justifican plenamente la fama del tenebrio como “complemento alimenticio altamente indicado para todo tipo de insectívoros”. Este perfil nutritivo tiene efectos fisiológicos altamente beneficiosos sobre el crecimiento, el desarrollo y la fertilidad.
Por su contenido de proteínas (identificadas como alpha amilasa animal) de alta digestibilidad se recomienda como promotor del crecimiento en general y de las masas musculares en particular. Lo mismo hace suponer que tiene un perfil de aminoácidos importante para la nutrición de todas las especies que la consumen.

Su alto contenido de fósforo estimula el metabolismo; acorta los períodos de convalecencia en enfermedades; disminuye el porcentaje de mortalidad en recién nacidos; aumenta el porcentaje de postura; mejora el porcentaje de fertilidad y la conversión alimenticia y en general aumenta la productividad de los animales.

Su alto porcentaje de digestibilidad (Pepsina 0.002) establecida en 95.6% e indicado por el % de “Extracto libre de nitrógeno” lo convierte en el alimento recomendado para aves enfermas y muy jóvenes.

El % de humedad, al contrario, es relativamente bajo y si sabemos que el resto de su alimento consiste de una mezcla de harinas, entendemos mejor la necesidad de alguna verdura fresca en el substrato de cría del tenebrio.

Pero hay más: la literatura científica también menciona la presencia de vitamina A y B, esenciales para el crecimiento y para la condición del sistema nervioso. En otras investigaciones se detectó la presencia de vitamina C en una proporción de 38.10 mg/kg.

Investigaciones en Estados Unidos (Grubco Company) arrojan los siguientes resultados comparativos:

 

 

Como si no fuera suficiente el valor nutritivo, la alimentación con el tenebrio tiene todavía varias otras ventajas complementarias que, por el hecho de ser presentado con una presa viva y móvil, intervienen en el funcionamiento psicomotriz de los animales. Muchos de los animales en cautiverio padecen de aburrimiento y, por eso, recurren a comportamientos autodestructivos: languidecen, dejan de comer, sacan sus plumas, etc. Ofrecerles un alimento vivo, móvil, algo que olfatean pero no necesariamente ven, puede tenerlos ocupados por varias horas. Es lo que en los medios profesionales, se conoce como “terapia ocupacional” ó “enriquecimiento del ambiente”. Además es muy útil para que las crías aprendan a comerlas con facilidad. Relacionado con la observación sobre el aburrimiento, hay que decir que los animales muchas veces son optimistas: “¡Donde hay uno, hay más!” La búsqueda continua que resulta del hambre siempre presente, inducirá al animal a moverse, a buscar por el suelo incesantemente y contribuirá al desarrollo de la musculatura y a la agudeza de sus instintos.

  TENEBRIO GRILLO GUSANO DE CERA ZOOPHOBAS
Humedad % 62.89 68.96 60.97 58.91
Cenizas % 1.20 1.52 0.97 1.29
Proteína % 18.65 20.72 15.40 18.92
Grasa % 13.64 5.74 20.12 15.07
Carbohidratos % 3.62 3.06 2.54 5.81
mg/100g Calcio 3.28 21.53 13.14 10.80
mg/kg Vit. C 38.10 105.90 23.60 9.80
Fibra dietética 2.00 2.80 1.60 2.20
Calorías / Grasa 122.76 51.66 181.08 135.6